Home / Todos nuestros post / Hosting, aquel lugar desconocido

Hosting, aquel lugar desconocido

Hoy vamos a hablar del Hosting, aquel lugar desconocido

HOSTING-2

 

 

 

 

 

 

 

 

En el post anterior contábamos qué es un dominio, cómo contratarlo y cómo elegirlo. También decíamos que el dominio es el nombre que le quieres dar a tu comercio, el rótulo que pondrías en la puerta o el título que le daría a tu libro. En resumen: el nombre.

Vamos a volver al mismo ejemplo. Quieres montar una tienda, ya tienes el nombre pero, ¿dónde monto la tienda, qué local escojo, qué espacio necesito? Eso es el hosting (o alojamiento), el local dónde vas a abrir tu negocio.

¿No sabes cuál escoger? Para eso están los expertos. Esto va a depender de lo que quieras hacer con tu web. Según a lo que te vayas a dedicar necesitarás más o menos espacio. Me explico, una tienda de bisutería necesita menos espacio que una clínica veterinaria con quirófano, consulta y estética de mascotas. De la misma manera si lo que quieres es vender tu e-book, necesitas menos espacio que si vas a lanzar una tienda on-line de tu tienda de electrodomésticos, donde presentas cada producto, su descripción y un “carrito de compra” virtual. Elige lo que quieras vender o cómo darte a conocer y pregunta en la plataforma que has elegido (la misma donde compraste el dominio), nadie mejor que ellos te sabrán informar de las limitaciones de lo que ofrecen. Ten en cuenta algo muy importante, pregunta siempre qué pasa si superas el tamaño contratado, si te avisan de esto y si lo puedes ampliar si tus necesidades cambian. ¿Podrías meter dos trailers de lavadoras en la tienda de bisutería? No. Pues en internet pasa lo mismo. Tendrías que dejar las lavadoras en la calle con todas sus consecuencias. En internet puede que pierdas los datos de tu página o que deje de funcionar. Ahora entenderás por qué esto es importante.

Si lo que quieres es un blog dónde no vendes nada necesitarás un tamaño menor que en una tienda on-line. ¿Y si te surge la posibilidad de vender algo? Por esto es importante tener la posibilidad de ampliar.

Intenta contratar el dominio en el mismo sitio que el hosting. Esto no es imprescindible pero es lo más cómodo sobre todo para tí que estás empezando.

Para que lo entiendas mejor. El hosting o alojamiento es una carpeta que reservas al proveedor dentro de su ordenador (pc que probablemente no se parezca en nada al tuyo). O dicho de otro modo, tú tienes tu ordenador y tu hijo hace y guarda sus trabajos en una carpeta dentro de él. Pues esa carpeta es el hosting de tu hijo, solo que en el caso de una web se hace a distancia.

No es necesario que tu proveedor de dominio + alojamiento sea de España, pero si no sabes inglés es lo que te va a resultar más cómodo. Y, creeme la diferencia de precio, si la hay, no es tan grande.

Ahora que tienes tu dominio y tu hosting estarás deseando empezar a montar tu web. Espera, aún te queda el registro. Si alquilas un local tienes que firmar un contrato, dar de alta el agua, etc. Es decir, tienes que hacer una serie de gestiones hasta poder ponerte a trabajar en él. En internet pasa igual, tu dominio tiene que registrarse. No voy a entrar en detalles de qué son estos registros, a tí lo que te importa ahora es que no podrás trabajar en tu página durante unas horas. Este registro te lo hace el proveedor que hayas elegido automáticamente, no tienes que preocuparte por esto.

Espera a que se complete el registro, de mientras puedes ir pensando qué vas a montar y cómo.

Nos vemos en el siguiente post sobre cómo diseñar una web

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies