Home / Todos nuestros post / Pasar a la acción, salir de la rutina

Pasar a la acción, salir de la rutina

¿Alguna vez te has despertado por la mañana deseando que acabase el día lo más rápidamente posible? No voy a contarte nada nuevo, esto es normal, le sucede a la mayoría de las personas. Es más, apurando, podríamos decir que le sucede al 80% de la población.

Pero, aunque bastante normal, este problema tiene solución, fácil y sencilla, ¿quieres saber cómo se arregla esto? Pasando a la acción.

pasar a la accion

Si te cuesta levantarte por la mañana y detestas los lunes, es posible que estés buscando un cambio. Y, si no lo buscas, da igual, porque sabes que no te vendría mal tenerlo. ¿No desearías que te tocase la Lotería para poder hacer lo que tú quisieras?

Todos nos acabamos sintiendo encerrados en la rutina si pasamos demasiado tiempo haciendo lo mismo.

Observa a la gente que verdaderamente disfruta de su trabajo. Se les nota diferente al resto, transmiten alegría y tratan bien a la gente que interacciona con ellos. Pero, además, evolucionan. Siguen estudiando, aprendiendo y haciendo cosas nuevas para ser mejores en su trabajo. Esto es porque, aunque amen lo que hacen, necesitan seguir evolucionando para no caer en la rutina.

Dicho de otra manera, estas personas que adoran lo que hacen, pasan a la acción constantemente para mejorar, porque saben que así podrán seguir disfrutando de su profesión de manera permanente.

Si te sientes agobiado y crees que tu vida no avanza, que es siempre lo mismo, que el tiempo pasa y las cosas no mejoran, prueba esto: pasar a la acción.

 

Cómo pasar a la acción puede cambiarlo todo

En el pasado, cuando me abandonaba en los brazos de la rutina, me daba cuenta que, en muchas ocasiones, hacer solo una pequeña acción lo cambiaba todo.

Podía hacer algo tan simple como apuntarme a un gimnasio, proponerme quedar a comer con un amigo una vez en semana o tomar clases de inglés. Y era como si activase el botón de encendido de alguna máquina. Seguidamente comenzaban a suceder cosas en mi vida, conocía a gente, encontraba oportunidades.

Tal vez fuese simplemente azar o, tal vez, lo que marcaba la diferencia es que mi mente se abría de nuevo al mundo exterior y eso me hacía descubrir cosas que antes no valoraba o pasaban desapercibidas.

A veces, salir de la rutina, es tan sencillo como hacer algo pequeño, algo que, sin necesidad de cambiar nuestra vida por completo, lo cambie todo.

 

Ten un plan, o no

Si verdaderamente te sientes que no vas a alcanzar la vida que te gustaría tener ten un plan. Siéntate y piensa qué te gustaría hacer en realidad. Tómate tu tiempo, diseña lo que te gustaría hacer.

Puedes buscar información de esa vida que te inspira e informarte de qué hizo esa persona para llegar a donde está. Eso te ayudará para ir descubriendo lo que puedes hacer.

Pero, si no quieres hacer ningún plan, si no sabes qué quieres o no crees que necesites un cambio tan radical, pasa a la acción igualmente.

Aunque no quieras o no tengas un plan, haz esa pequeña acción.

Puede ir desde el pequeño esfuerzo diario de arreglarse mejor para ir a trabajar, hasta saludar a todas las personas con las que interactúes en tu trabajo con una sonrisa. Puedes apuntarte al gimnasio (y asistir), a esa actividad que te interesa o quedar una vez por semana con un amigo al que haga tiempo que no veas.

Sea cual sea tu caso, si quieres romper con la rutina solo tienes que hacer esto, pasar a la acción, y las cosas comenzarán a cambiar a tu alrededor.

Imagen: Pixabay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies